miércoles, 9 de noviembre de 2016

RECORDANDO A SUSAN SONTANG



  Rosa Campos Gómez



«Estamos entrando en una era extraña, el siglo XXI. Pondrá a prueba el alma de maneras inéditas
                                            Susan Sontang



Porque no puedo evitar sentirme cosmopolita –aunque me gusten a raudales el pueblo en que nací y me crié,  la ciudad en la que vivo desde hace bastantes años, la región que los contiene y el país en que respiro–, comprender y apoyar a quienes salen de su tierra para poder sobrevivir,  dolerme por quienes  hablan despectivamente de las mujeres…; y a pesar de que hay un artículo bueno, como siempre esperando, de Jesús A. Salmerón Giménez,  hoy  creo necesario compartir algunas palabras escritas por estadounidenses,  como, por ejemplo, estás de Susan Sontang (16 de enero de 1933 - 28 de diciembre de 2004) escritora, novelista, ensayista, profesora, directora de cine y guionista neoyorkina:

«La ambición se alimenta de todo, hasta de otras ambiciones

«Tengo la impresión de que la literatura amplió mi capacidad de compasión.»

«Vivo en una sociedad carente de moral que embrutece la sensibilidad y embota la capacidad de la mayoría de las personas para hacer el bien, pero que pone al alcance de una minoría el consumo de una gama asombrosa de placeres intelectuales y estéticos.»

«Una sociedad capitalista requiere una cultura basada en imágenes. Necesita suministrar muchísimo entretenimiento con el objeto de estimular la compra y anestesiar las lesiones de clase, raza y sexo. Y necesita reunir cantidades ilimitadas de información para poder explotar mejor los recursos naturales, incrementar la productividad, mantener el orden, hacer la guerra, dar trabajo a los burócratas.»

«Qué cosa tan deliciosa es algo vivo.»

«Nada es misterioso, ninguna relación humana. Salvo el amor.»


Susan Sontang fue considerada, en muchos ámbitos de la sociedad en que vivía, una persona de pensamiento radical; acaso haya que analizar a fondo la definición de este  adjetivo, para ver también sus luces –entre los sinónimos está sustancial, esencial, primordial–,  tal vez puedan servir  para alumbrar posibles caminos.

                                                                              
© Rosa Campos Gómez
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario