domingo, 17 de abril de 2016

DOS AÑOS SIN GABO: PALABRAS EN LA TUMBA DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ


                                                                                Jesús A. Salmerón Giménez


Cuando era joven e indocumentado, en una tarde remota de los inicios de los años setenta, descubrí en un anaquel de Multimueble, que tenía mi hermano Paco, unos libros de relatos de García Márquez, en ediciones de bolsillo, que habría de cambiar mi percepción de la literatura y del mundo: La hojarasca, Los funerales de Mamá Grande, La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada, Ojos de Perro Azul…De repente, en mi pequeña habitación, sitiada la atmósfera cerrada y acre del franquismo, entraron el olor de la guayaba y de la papaya verde, la luz violenta de los trópicos, los nombres de personajes -relatos en sí mismos pletóricos de magia- misteriosos y rotundos (Eréndira, Aureliano Buendía, Amaranta Úrsula y Gastón...), un territorio mítico (Macondo) y unos poderosos malvados (United Fruit Company). Y ya nada volvió a ser lo mismo.

                                                                              Gracias, Gabo.

© Jesús A. Salmerón Giménez

No hay comentarios:

Publicar un comentario