domingo, 4 de octubre de 2015

TERESA DE CEPEDA Y AHUMADA (SANTA TERESA)

Rosa Campos Gómez


“La tierra que no es labrada llevará abrojos y espinas
 aunque sea fértil; así es el entendimiento del hombre”.

“Lee y conducirás, no leas y serás conducido”.
                                                              Santa Teresa

Teresa de Cepeda y Ahumada, (Gotarrendura, Ávila, 28 de marzo de 1515 – Alba de Tormes, 4 de octubre de 1582), escritora del Siglo de Oro español, mística,  religiosa y Doctora de la Iglesia1, hace   433 años que murió (conmemorándose por todo el  2015, con todo el respeto y consideración que se merece, el V centenario de su nacimiento).

Escribir sobre ella es hacerlo sobre una de las mujeres más carismáticas y activas de la historia de Occidente, y así lo demuestra el interés que desde siempre se ha tenido por su vida y su obra (ambas reflejan una vitalidad pletórica) que arranca desde sus contemporáneos: empezando por la Inquisición (en la zona oscura del interés), que la acosó y le recogió su obra que no pudo ver la luz hasta cuatro años después de su muerte, publicada por fray Luis de León (ya nos situamos en la zona  de  luz), en cuyo prólogo dice: "...en la forma del decir, y en la pureza y facilidad del estilo, y en la gracia y buena compostura de las palabras, y en una elegancia desafeitada, que deleita en extremo, dudo yo que haya en nuestra lengua escritura que con ellos se iguale"; o como Gerardo Diego que dirá: “Santa Teresa escribe, no tanto como habla, sino como es. Es escribiendo, lo es en su totalidad y unidad”; y Azorín verá en su lenguaje  algo que se eleva por encima del de Cervantes, debido a que el de ella  corresponde al tiempo en el que el castellano se está haciendo  y cuando Cervantes escribe éste ya estaba prácticamente configurado (La Numancia y El trato de Argel, primeras obras de Cervantes, datan de 1582, año en que muere santa Teresa, mientras que la primera de ella, Cuenta de conciencia, es de 1560).

Otra muestra del valor hacia su obra la tenemos en Jean de Quintanadioine, que en 1601 traduce al francés  Vida, a la que seguirá Camino de perfección y Castillo interior.

Rosa Navarro, filóloga, catedrática de Literatura Española de la Universidad de Barcelona y comisaria de la exposición Teresa de Jesús. La prueba de mi verdad, dice de ella:  “Es una escritora única que creó la primera autobiografía de no ficción en lengua romance y una innovadora en la expresión”, y que en sus textos “Habla del alma porque la escritura era su otro yo”.

Con la reforma que aplicó se convirtió en una transgresora que modernizó y equilibró a la Orden religiosa  en la que entró a formar parte. Poseyó una inteligencia práctica genuina y fue una fértil creadora en muchos sentidos (se haría muy largo escribir sobre ello en este espacio2). Como escritora nos legó una obra importante, desde la que podemos adentrarnos en aquel tiempo y penetrar en  diferentes dimensiones: Cuenta de conciencia, Constituciones, ExclamacionesCamino de perfección,  Fundaciones,   Meditaciones sobre el 
"Cantar de los cantares",  Libro de la vidaVisita de descalzas, Vejamen y Cuatro avisos.

Fue una mujer apasionada que sigue apasionando, la riqueza y complejidad de su personalidad invita a trabajar sobre ella, como podemos comprobar en investigaciones, ensayos, novelas, películas, series, conferencias, exposiciones… La han pintado y esculpido3 numerosos artistas.
Teresa de Cepeda y Ahumada quiso ser y estar como mujer libre, dando una vuelta de tuerca a los tiempos en que le tocó vivir.

---------------------------------------

1. Aunque el papa Pío XI le cerró las puertas en 1923 a este reconocimiento, con el vergonzoso obstat sexus [“el sexo se lo impide” ],  otro papa, Pablo VI, se las abriría, otorgándole el título en 1970.
2. En  mis años de estudiante universitaria (siempre estaré agradecida a la prfª N. G. P. por dar el visto bueno), inicié un trabajo sobre El Arte en Santa Teresa (no sobre el que de ella se ha ido realizando sino sobre el que proyectó), y que amplié posteriormente, haciendo una lectura en el Club Atalaya de Cieza.
3. Inolvidable la magnífica descripción del prof. G. R. A. sobre la cración de Bernini  en la Capilla Cornaro (arquitectura y escultura).






4


Imágenes: 
      1.  Versos del poema `Nada te turbe´, que solía llevar consigo, anotados en un papel.

2.Teresa de Jesús, hacia 1576 (detalle), fray Juan de la Miseria.
El realizado por fray Juan de la Miseria, se considera el primer y único retrato en vida de Teresa de Jesús. Al parecer (según una leyenda no demostrada) tras ver el resultado, ella   le dio su opinión: “Dios te perdone, fray Juan, que ya que me pintaste, podías haberme sacado menos fea y legañosa”. Este retrato fue modelo de casi todas las posteriores pinturas que se realizaron. 

3. Santa Teresa, hacia 1650. Francisco de Zurbarán

4. El éxtasis de Santa Teresa, 1647-1652 (detalle) Gian Lorenzo Bernini.

4.Teresa de Ávila (detalle), 1827, François Gérard.
La primera vez que vi la obra de François Gérard me dije que en nada se parecía a Santa Teresa (según los retratos vistos),  más adelante pensé que había una fuerza enigmática en ese rostro que quizá hablara del interior que  posiblemente el pintor pudiera haber captado  a través de lo que supo de la mística, representándolo en esta creación; o quién sabe si hubo una modelo real que representaba para él la imagen de Teresa. Lo que sí es cierto es que se la imaginó con una particular hermosura.


 Páginas:
http://www.cervantesvirtual.com/bib/bib_autor/santateresa/
https://hlopezbello.wordpress.com/2015/03/28/
https://www.flickr.com/photos/avilas/


© Rosa Campos Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario