jueves, 30 de octubre de 2014

UNA MIRADA A LOS DOS LADOS



…, no aceptaré nada que  los demás no puedan
tener en iguales condiciones.
                                               Walt Whitman


    Porque la vida nos está arrostrando lo que se puede hacer desde su lado más oscuro y podrido. Porque la vida nos está arrostrando lo que se puede hacer desde su lado más claro y necesario, nos detenemos para mirar:



     Joaquín Sánchez, el cura,  sabe estar donde hace falta, que es con los que menos tienen de lo que de verdad se necesita para vivir con medios decentes; siempre ha estado con ellos y ellos lo saben, y cuantos lo conocemos. Su capacidad de movilizar y de trabajar  en pro de quienes más padecen injusticias es proverbial. Ha sido llamado, entre otros trabajadores de las causas sociales, por el papa Francisco para participar en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares.  Bien, más allá de la religión, que desde la Iglesia  vaticana se quiera mirar hacia donde es obligado,  por moral y por ética,  y porque se tenga en cuenta a gente tan valiosa, con  gran humanismo en su ruta diaria.


Médicos sin Fronteras y  las organizaciones que saben lo que vale la vida de los que peor viven, y hacen filigranas por buscar la solución de sus problemas,  por curar  o atenuar sus dolores,  con su tremenda labor humanitaria nos hace sentir  que  ser  varón y ser mujer es algo  inmenso, que el hombre no es un lobo para el hombre.


Viñeta de El Roto

    Es debe  ser una vergüenza para quien digne llamarse humano, activar eso que se ha dado en llamar «La devolución en caliente», y que va dirigida a personas que viven la tragedia de dejar su tierra y jugarse a vida o muerte sus días cruzando el mar, esperándoles para  cóctel de desgracias, una valla que abre la carne, sangrantemente alta. 
     Dice Amnistía Internacional: Las expulsiones sumarias y colectivas están prohibidas en el derecho internacional. Sus consecuencias pueden ser terribles para los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas. Pueden exponer a las personas a ser perseguidas, torturadas, desparecidas e incluso pueden poner en peligro su vida tanto en los países de origen como de tránsito. 
Y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), dice ante la propuesta de "legalizar" las 'devoluciones automáticas': En 2013, unas 4.200 personas entraron en las dos ciudades autónomas de forma irregular (por tierra y mar). En lo que va de año, más de 5.000 personas han llegado a Ceuta y Melilla, entre ellas 2.000 personas que han huido del conflicto en Siria, el 70% de las cuales son mujeres y niños. («ACNUR advierte: la devolución en caliente incumple el derecho de asilo», EUROPA PRESS, 28/10/2014) 

    Y más: causa vergüenza ajena el que se  robe y despilfarre tanto dinero público, es decir nuestro, de todos.  Y lástima, sí, porque cuánta ignorancia demuestran acerca de lo que han perdido queriendo acumular.

  

      La filósofa Adela Cortina apunta unas claves que no debemos ignorar:         Es más inteligente cooperar y colaborar porque así todos salimos ganado. Si sumas en positivo todo el mundo sale ganando. Si ganan unos pocos, otros muchos salen perdiendo. (…) Todos los seres humanos somos necesariamente morales. Podemos ser morales o inmorales, pero no amorales. Y lo mejor que podemos hacer es sacar partido de esa manera de ser moral del modo más inteligente posible. De hecho, eso es lo que se ha intentado desde Grecia.  (…)  He intentado hacer ver que hay algo muy claro en este momento: si nos hubiéramos comportado éticamente, no tendríamos una crisis como la actual.  («El ‘grito moral’ de Adela Cortina» gana el Nacional de Ensayo, El País, 22/10/2014)





Una muestra de información compartida,
gracias,con ella,  a tantas personas que muestran información y enlaces
 a variedad de temas que nos hacen mirar, conocer, comprender.

    Así que, mirando a los dos lados, adonde se nos va el ojo para nutrirse  –frente a quienes han cometido actos punibles –, es hacia esas personas  que nos hacen sentir bien con nuestra especie, a pesar de los pesares:  las ya citadas y  tantas otras conocidas  o no, que van dando lo mejor de sí, haciéndose eco de que algo está torcido,  de lo que está derecho… Gente que no se calla, y que –para que no se apague ni se olvide socialmente– sabe encender esa chispa que cimbrea  la  justicia.
Rosa Campos




No hay comentarios:

Publicar un comentario